¡Eche un vistazo a este delicioso festín otoñal bueno para la salud bucal!

Cuando piensa en las comidas de temporada de otoño, probablemente le venga a la mente una comida tradicional del Día de Acción de Gracias. Pero el Día de Acción de Gracias es solo un día de toda la temporada, ¡y hay muchas otras oportunidades para disfrutar una deliciosa comida familiar!

Aquí le traemos las recetas de cuatro platillos que le dejarán la barriga contenta y la boca sana. Desde manzana hasta calabaza y romero, estos platillos están llenos de sabor otoñal. Y un beneficio adicional es que cada receta contiene elementos que puede comprar con anticipación y guardar en su congelador o despensa. Eso significa menos compras de última hora y más tiempo para disfrutar de su familia y 

su comida.

Aperitivo: tabla de quesos

 

 

Los aperitivos son una parte divertida y deliciosa de una comida preparada, pero no es divertido llenar el estómago pronto y no guardar espacio para el plato principal. Afortunadamente, esta combinación dulce y salada de queso, frutas y nueces deja mucho espacio para el plato principal. Puede personalizar fácilmente este plato con lo que tiene a la mano; solo trate de evitar agregar elementos con almidón o azúcar que pueden dañar sus dientes, como galletas saladas o mermelada.

Beneficios para la salud:

· Las manzanas aportan mucho más que solo un agradable crujido al paladar. También le ayudan a combatir las caries.

· Las almendras son una excelente fuente de antioxidantes que ayudan a proteger el cuerpo y reducen el riesgo de enfermedades.

· El queso es rico en calcio que ayuda a mantener los dientes y los huesos sanos.

Ingredientes:

Arándanos (si no puede encontrar bayas frescas, puede descongelar las congeladas).

Manzanas (el otoño es la temporada perfecta para las manzanas frescas).

Quesos variados (para un sabor más suave, pruebe una mozzarella o un cheddar joven. Para sabores más intensos, pruebe los quesos añejos o los quesos azules).

Frutos secos, especialmente los que son más ricos en fibra como las almendras.

Instrucciones:

1. Si usa bayas congeladas, puede descongelarlas colocando la bolsa de fruta congelada sin abrir en el refrigerador durante la noche o colocando la bolsa en un recipiente con agua fría durante 10 minutos hasta que se descongelen. ¡No use agua tibia o caliente, ya que esto puede hacer que las bayas expulsen su jugo y se arruguen!

2. Corte las manzanas y corte el queso en trozos pequeños.

3. Coloque las rodajas de manzana y los trozos de queso en una tabla grande.

4. Agregue tazones pequeños de nueces y arándanos.

Consejos para hacer las compras:

Los quesos duros y blandos sin abrir se pueden mantener en el congelador. De hecho, ¡los quesos duros pueden durar hasta ocho meses en el congelador!

 

 

Plato principal: carne asada

 

 

Para obtener un delicioso sabor de la carne de res no se requiere de trucos sofisticados. Basta con usar sal, pimienta y hierbas para transformar su carne en un asado tierno y jugoso lleno de sabor. Elija su corte favorito, ya sea cuadril, solomillo o peceto, para preparar esta abundante comida.

Beneficios para la salud:

·  La res es rica en proteínas y fósforo que pueden fortalecer los dientes.

·  El tomillo combate las bacterias en la boca y ayuda a prevenir el mal aliento.

Ingredientes:

Asado de 4 libras (cuadril, solomillo, peceto, etc.)

¼ de taza de aceite de oliva extravirgen

3 dientes de ajo picados

1 cucharada de romero

1 cucharada de tomillo

2 cucharaditas de sal kosher

1 cucharadita de pimienta negra molida (de preferencia, recién molida)

Instrucciones:

1. Precaliente el horno a 450 ºF.

2. Combine el aceite de oliva y las especias en un tazón pequeño. Frote la mezcla sobre la carne.

3. Coloque la carne en una sartén lista para el horno y ase durante 15 minutos a 450 ºF. Reduzca la temperatura a 325 ºF y ase hasta dos horas más, dependiendo de qué tan cocida desea la carne.

4. Deje enfriar el asado de 15 a 30 minutos antes de servir.

Consejos para hacer las compras:

Compre la carne con anticipación y congele hasta que sea el momento de cocinar. Los asados crudos pueden durar hasta un año completo en el congelador. (¡Pero tenga cuidado con los apagones de electricidad!)

 

 

Guarnición: coles de bruselas asadas

 

 

Agregar verduras a su comida no tiene por qué ser aburrido o soso. Asar las coles de Bruselas con un poco de queso parmesano les da una deliciosa textura crujiente y crea una sabrosa guarnición.

Beneficios de salud:

· Las coles de Bruselas son ricas en vitamina K, que favorece la salud de la mandíbula.

· El parmesano tiene muy poca lactosa, por lo que es una excelente fuente de calcio y proteínas, incluso si es intolerante a la lactosa.

Ingredientes:

24 onzas de coles de Bruselas frescas o congeladas

⅓ de taza de aceite de oliva

½ cucharadita de pimienta

1 cucharadita de sal

½ cucharadita de ajo en polvo

½ cucharadita de cebolla en polvo

1 taza de queso parmesano (de preferencia, queso recién rallado. Los quesos preenvasados pueden incluir aditivos como dióxido de titanio o celulosa en polvo que pueden alterar el sabor o la textura)

Instrucciones:

1.  Precaliente el horno a 400 ºF.

2. Coloque las coles de Bruselas en un tazón. Rocíe con aceite de oliva y agregue las especias. Mezcle las coles hasta que estén completamente cubiertas.

3. Extienda las coles de Bruselas sazonadas en una capa uniforme sobre una bandeja para hornear antiadherente. Áselas durante 10 minutos.

4. Saque las coles del horno. Cuando estén lo suficientemente frías como para manipularlas, córtelas por la mitad y espolvoree con queso parmesano.

5. Regrese las coles al horno y mueva la sartén cada 15 minutos hasta que los bordes de las coles de Bruselas estén dorados y crujientes. Esto puede llevarle otros 40 minutos máximo.

Consejos para hacer las compras:

El parmesano recién rallado se puede almacenar en el refrigerador hasta por tres semanas. Las coles de Bruselas congeladas tienen un excelente sabor y tienen la misma cantidad de nutrientes.

 

 

Postre: Mousse de tarta de queso y calabaza

 

 

Pruebe este mousse de tarta de queso y calabaza para darle un toque ligero, esponjoso y cremoso a su comida, perfecto para la temporada. Pocos postres son, a la vez, sabrosos y saludables, pero este no tiene azúcar agregada, es bajo en carbohidratos y es libre de gluten, ¡además de ser cetogénico!

Beneficios para la salud:

· La calabaza es rica en vitamina A, lo que ayuda a mantener saludables las encías y otros tejidos blandos de la boca.

· El queso crema contiene riboflavina, que también mantiene saludable el interior de la boca.

Ingredientes:

16 onzas de queso crema

15 onzas de calabaza enlatada

2 tazas de crema espesa

¼ de cucharadita de sal

2 cucharaditas de especias para pastel de calabaza

de 1 a 2 cucharaditas de sustituto de azúcar (como stevia o xilitol)

1 cucharadita de extracto de vainilla

crema batida sin azúcar

Instrucciones:

1. Licúe el queso crema y la calabaza en un tazón grande hasta alcanzar una consistencia suave.

2.  Agregue el resto de los ingredientes y bata hasta que quede esponjoso.

3.  Agregue un sustituto de azúcar al gusto, si lo desea.

4.  Sirva en tazones individuales o vasos para servir.

5.  Enfríe durante una hora antes de servir.

6.  Agregue una cucharada de cobertura de crema batida sin azúcar y sirva.

Consejos para hacer las compras:

La calabaza enlatada se puede comprar durante todo el año, ¡así que súrtase bien! Puede almacenar el queso crema hasta por dos meses en su congelador sin que se afecte el sabor.

Incluso si tiene dificultades para reunirse con sus seres queridos en esta temporada de fiestas, aún pueden disfrutar de una comida virtual juntos, ¡y eso es algo que hará sonreír a todos!

12267-6-MouthFriendly-752x468.jpg
12267-6-SmileList-752x468.jpg
12267-6-Meatless-752x468.jpg